Conoce al Perro Lobo Checoslovaco

El Perro Lobo Checoslovaco es una raza relativamente nueva, que como su nombre lo indica, tiene una apariencia bastante similar a sus ancestros lobos. Los perros de esta raza son altos, fuertes, muy ágiles y han heredado la máscara blanca típica de los lobos.

Origen

Esta es una raza que, comparada con las otras razas de la región, es relativamente nueva. Durante los años 50 – más precisamente en 1958 – en Checoslovaquia, se realizaron varios cruces entre perros pastores alemanes y lobos, experimentos que al final generaron esta nueva raza. En 1982 el perro lobo checoslovaco fue reconocido en su país de origen como una nueva raza y siete años más tarde fue aprobado por la FCI.

loading...

Más que crear una nueva raza de perro, los experimentos desarrollados en Checoslovaquia se hicieron para probar que los genes de los perros y los lobos eran compatibles y que podían combinarse para crear una nueva especie saludable.

Perro Lobo ChecoslovacoHoy en día el Perro Lobo Checoslovaco ya no se utiliza como el perro de rebaño militar por el que era famoso y ahora se puede encontrar en las casas como perro de compañía y también como perro guardián.

Comportamiento del Perro Lobo Checoslovaco

Los perros de esta raza son muy valientes, juguetones, activos y extremadamente inteligentes. El Perro Lobo checoslovaco tiene un temperamento muy fuerte, pero con una educación firme asimilará rápidamente las órdenes de sus dueños. Los perros de esta raza son fieles y dóciles con sus dueños, pero también son muy distantes y desconfiados con los extraños. Respetan a los niños y a los cachorros, permitiéndoles hacer con ellos cosas que no tolerarían de ninguna manera de un adulto. El Perro Lobo Checoslovaco aprende fácilmente a vivir con otras mascotas si se le enseña a hacerlo desde una edad temprana.

Como cualquier otro perro lobo, la personalidad del Perro Lobo checoslovaco es una mezcla de las personalidades de los perros y los lobos. Esta raza tiende a ser algo tímida, excepto cuando están cerca de sus dueños, además de mostrar nerviosismo en situaciones nuevas. Esta raza se parece más a un lobo que a un perro, y se puede decir que son lobos que no temen al hombre, mostrando raramente la conexión con los humanos que tienen otras razas de perros, siendo la única excepción su dueño y en algunos casos su familia. Si quieres un perro tranquilo pero aún así vivaz, majestuoso, intrépido y leal, esta puede ser tu raza.

Aspecto del Perro Lobo Checoslovaco

Los perros de esta raza son bastante robustos, con una fuerte constitución y una estructura rectangular. Tienen, en general, la constitución física de un lobo, heredando su forma de moverse, su pelaje, sus colores e incluso su característica máscara. La cabeza del Lobo checoslovaco tiene forma de cuña y sus orejas son pequeñas, triangulares y levantadas. Su cola está implantada en lo alto y cuando está en reposo se lleva recta y colgando, cuando está alerta se levanta en forma de guadaña. Su pelaje es recto y bien unido al cuerpo, con una subpelo muy denso. Su color puede variar desde el gris amarillento al gris plateado, acompañando siempre a su máscara blanca. Sus piernas son largas, dando mucha agilidad y gracia a su cuerpo. Sus ojos son de color ámbar, su pecho es liso, su cintura es definida, características que también heredó de sus lobos ancestrales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *